Los que se fueron al exterior: 10 vidas, 10 países

Venezuela, tierra de gente “diferente”, clima perfecto, hermosos recursos naturales, tierra bendita en muchos aspectos, desahuciada en otros más. País de las oportunidades buscadas con pinza, que, muchas veces sin querer, despide a quienes podrían aportar a que tengamos un mejor país, cosa que parece casi imposible con las políticas de Estado y la mentalidad de muchos por aquí. Sin duda vivimos una utopía de me tratas mal pero me gusta, no me gustas y no puedo escapar o me tratas bien porque no sé nada. La última es la más triste y ustedes ya saben los factores.

La fuga de cerebros es el verdadero desangramiento nacional, más allá de ese dinero que todos los días desaparece en medio de la política, la corrupción, negocios raros, empresas fantasmas y la burocracia. Jamás pensé en decir esto, pero esta fuga es un mal necesario.

Necesario porque de una u otra forma ese valor no se frena, evoluciona y vive. En cambio hay que tener mucha suerte y bueno$ amigos aquí como para poder aplicarlo a la perfección, sin que absolutamente nada te afecte.

Entonces, creo que es mejor salir y aprender, que quedarse y arriesgarse. Suena mal, y antinacionalista lo sé, pero debemos estar claros que un país lo hacen las personas, no el hecho de pertenecer a un lugar. Seamos ciudadanos del mundo, es mejor. El nacionalismo excesivo enferma y ciega. Al venezolano le hace falta conocer mundo para saber que afuera hay más cosas que te harán pensar diferente.

Sea por situaciones políticas, económicas, sociales, morales, egocéntricas, laborales o de placer, miles de jóvenes venezolanos han salido del país para buscar un estilo de vida diferente,  de calidad y bienestar. Las razones de esta salida masiva involucra mucho la situación por la que vive el país, que ya todos sabemos y por eso es mejor no ahondar mucho en eso.

Me he tomado un tiempo para considerar la cantidad de amigos y conocidos que se han ido del país, todos son muy jóvenes; el 90 % de ellos tiene un título universitario. Pude contar más de 50 personas en casi 30 países diferentes,  lo que me hace pensar y querer compartir con ustedes sus experiencias (de los que llevan menos tiempo fuera, en pleno proceso de adaptación) más comunes en cuanto la partida, los estudios, lo laboral, lo económico, lo familiar, lo social y su enfoque nacionalista.

Pequeños detalles que hacen la diferencia a la hora de tomar ese avión y ver alejarse la costa venezolana, con el colorido recuerdo de Cruz Diez al fondo.

Natalia partió a República Dominicana

 

¿Por qué decidiste irte?

La idea de irnos siempre estuvo en mente, sin embargo, por mala que fuera la situación en el país, uno decía “pero se hace dinero”, y la verdad es esa (…) La decisión de dejar el país fue, principalmente, por la inseguridad tanto social como económica.

 ¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Uno se va de Venezuela porque quiere, en el caso del emigrante común, no somos perseguidos políticos, nadie te OBLIGA a irte realmente (…) los primeros meses sentí una sensación de orfandad, algo que jamás había sentido, vives en un ambiente que cuando te das cuenta es totalmente ajeno a lo que conoces, muchas veces me pregunté a mi misma ¿en qué parte de la cadena alimenticia social estoy?

¿Volverías en la actual situación o esperarías un cambio?

En particular me dolió mucho irme de Venezuela. Creo que cuando estaba agarrando el avión ni siquiera estaba consciente de lo que hacía, de las cosas que no volvería a ver, la gente que no volvería a saludar, las comidas que no probaré. Actualmente no quiero volver, no es un buen tiempo.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

Yo vine a estudiar cinematografía. Aunque la experiencia fue traumática, primero Cadivi dio respuesta cuando yo estaba terminando el primer trimestre, y por supuesto, la respuesta fue negativa.

Lee la entrevista completa a Natalia aquí

Javier se aventura en Eslovenia

 

¿Por qué decidiste irte?

Definitivamente, siento que en Venezuela no voy a crecer como quiero, a pesar de tener cierto nivel académico. Creo que no podía aguantar más. La situación política y social nos llevó a esto, nos quitó las ganas de planear a futuro.

¿Alguien te esperó afuera o llegaste sin conocer algo?

Conocí todo gracias a Internet, nadie me esperó. Me lancé esta aventura solo, y estoy bien.

¿Volverías en la actual situación o esperarías un cambio?

Esperaría, siempre quiero volver, pero siempre quiero quedarme acá. Acá estoy bien, en 7 meses he hecho lo que nunca pude en 25 años allá.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

Estoy reuniendo un dinero para irme a vivir a una ciudad cercana, donde hay una buena universidad. Sin embargo Cadivi ya me dijo que estudiar Ciencias Política “no es prioridad para la patria”. Igual lo haré, a punta de mi esfuerzo.

Lee la entrevista completa a Javier aquí

Luis, de Venezuela a Argentina

 

¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Depende de cómo se vea.

Venezuela no me sacó, la situación socio-económica de Venezuela me fue sacando poco a poco. Me sacó de su sistema crediticio, me sacó de sus universidades públicas, me sacó de sus hospitales.

Yo decidí empezar a sacar a Venezuela de mi sistema al empezar a ser mejor ciudadano, al querer cambiar las cosas que me rodean.

Al dejar a un lado la “viveza criolla” comencé a sacar a Venezuela de mí. Al hacer eso, ya el cambio de país se va dando en forma natural.

Desde afuera, ¿cómo se ve Venezuela? Desde un aspecto político, económico y social.

Yo lo sigo viendo cada vez peor.  Pero el que no es venezolano, que no consigue información veraz o de primera mano, cree que tenemos excelente educación, que todo el país quiere al actual gobierno, y que las cifras de violencia es mentira mía.

Al comentarle a un compañero de trabajo que se mueren 100 personas por semana (por lo bajito) me respondió: “No puede ser, no pareciera que estuvieran en guerra”. Y al comentar sobre la brecha que hay entre el dólar oficial y el paralelo, no me creen. En los medios solo sale un 5 % de la información real.  El gobierno venezolano ha logrado que no salga casi nada de lo que pasa.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

La educación Argentina es de las top de Sudamérica, además de que es la meca del diseño / publicidad del hemisferio. Los costos son bastante accesibles, pues el sueldo es bueno.

Como nunca pude tener tarjeta de crédito -en Venezuela- por falta de un sueldo acorde, solo pude salir del país con las divisas de efectivo que le dan a cada ciudadano (500$). Así pude inscribirme en la universidad que curso, y poder entonces buscar la carta de aceptación para volver a Venezuela a solicitar Cadivi estudiante.

Todavía sigo esperando que me aprueben. Lleva casi un año “en análisis”. Simplemente dejé de esperarlo y me vine de nuevo con 500$ a buscar trabajo y comenzar mi vida acá.

En cuestión de empleo, ¿te funciona lo que ganas o lo que haces? ¿Crees que pudiste haber aprovechado mejor tu talento fuera o dentro de Venezuela?

Pago un departamento, mensualidad de la universidad, comida, telefonía, servicios, gimnasio. Y me sobra para esparcimiento o ahorrar en dólares.

¿El sitio donde estás es recomendable para tus familiares, conocidos y allegados?

(…) Hay mejores opciones.

Para ver la entrevista completa a Luis, haz click aquí

¿Planes para residir Argentina? Puedes leer aquí.

Álvaro en Panamá

 

¿Por qué decidiste irte?

Decidí irme de Venezuela el día que estuve detenido 4 días por protestar. Pero antes de eso ya era algo que tenía en mente, y esa mala experiencia que tuve de estar preso por un derecho que está en la Constitución, fue como el empujón final.

¿Alguien te esperó afuera o llegaste sin conocer algo?

Un conocido me esperó afuera, pero prácticamente me fui a la buena de Dios a aventurarme. Me vine sin ninguna oferta de trabajo aquí. Era mi primera vez fuera del país por lo tanto no conocía nada de a donde me vine (…) Con lo único que me vine fue con 400$, 2 maletas y todas las ganas del mundo para trabajar.

¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Siempre he dicho que Venezuela como país no tiene la culpa de todas las desgracias que se viven allá hoy en día, por lo tanto no puedo decir que Venezuela me sacó, ni yo saque a Venezuela de mí. Me sacó el Gobierno, por todas sus políticas erradas que han obligado a mí y a muchos abandonar el país en busca de un mejor futuro.

ACTUALIZACIÓN: Álvaro manda a decir que elimine su entrevista, pero entonces ya no serían 10 😦 Él regresó a Caracas y le va muy muy bien.

ACTUALIZACIÓN 2: Álvaró está en Argentina, y también le va muy bien.

La entrevista completa a Álvaro, aquí.

¿Planeas vivir en Panamá? Esto te puede servir.

Andrea, de Caracas a Galicia (España)

 

Desde afuera, ¿cómo se ve Venezuela? Desde un aspecto político, económico y social.

Afuera la gente no sabe lo que sucede en el país (…) decir que en Venezuela hay escasez es algo que les resulta irreal, ya que para muchos somos un país con mucho poder adquisitivo.

¿Cómo manejas el asunto familiar? Hablando de distancias y comunicación.

El asunto familiar es uno de los aspectos más difíciles que me ha tocado manejar cuando decidí meter toda mi vida en una maleta, estar a muchos kilómetros. de distancia de las personas que quieres, nunca será sencillo y aún es algo que no manejo muy bien, lo manejo quizás echando ciertas llorantinas vía Skype o con ciertos mensajes en WhatsApp, que al fin y al cabo es la única manera de comunicarte con ellos,  porque que puedan visitarte es algo imposible.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

Debería estar estudiando en estos momentos, pero llevo nueve meses esperando la respuesta de Cadivi. 

En cuestión de empleo, ¿te funciona lo que ganas o lo que haces? ¿Crees que pudiste haber aprovechado mejor tu talento fuera o dentro de Venezuela?

Lo que gano me funciona porque he tenido ciertas comodidades y ventajas que quizás muchos no tienen cuando salen de Venezuela, no me funciona lo que hago porque no ejerzo mi carrera y estoy segura que estando en mi país lo pudiese aprovechar mejor

¿Extrañas algo de Venezuela? De ser así, indica qué y cómo haces para que no te afecte.

Extraño muchas cosas… Extraño a mi familia, a mis amigos, incluso a veces llego a extrañar esa relación amor/odio que tenía con Caracas… También extraño muchísimo los pirulines, el queso guayanés y la malta, esto último lo resuelvo comprando en una tiendita venezolana.

¿El sitio donde estás es recomendable para tus familiares, conocidos y allegados?

Actualmente no lo recomiendo, España es un país que aún está afectado por la crisis y las fuentes de empleos son muy escasas (…)

Para leer la entrevista completa a Andrea, haz click aquí.

Trámites para trabajar legalmente en España, click aquí.

 Yetza en Canadá

 

¿Alguien te esperó afuera o llegaste sin conocer algo?

Una de las razones por las que elegí Montreal fue precisamente el no conocer la ciudad en lo absoluto. Tomé el no conocer nada ni a nadie como una especie de reto personal.

¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Honestamente, me considero incapaz de sacar a Venezuela de mi ser. Lamentablemente la situación me obligó a aprovechar la oportunidad de salir del país, pero sin importar el caos y el declive que Venezuela enfrenta sigue siendo mi raíz, mi orgullo y sin duda alguna uno de mis grandes amores.

¿Volverías en la actual situación o esperarías un cambio?

No, no creo que volvería, pero no puedo negar que me encantaría hacerlo. Simplemente las oportunidades en mi país son realmente escasas comparadas con las que tengo aquí y en muchos otros lugares del mundo, sobre todo en el ámbito de mi carrera en el que me gustaría desenvolverme.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

Estudio en una universidad grande de Montreal, y no dependo de las divisas del estado por varias razones, una de ellas que mi carrera, Ciencias Políticas, no es prioritaria para el Estado venezolano.

¿Qué es lo más difícil y qué es lo mejor de estar donde estás?

Muchos pensarían que viviendo en Canadá lo primero que mencionaría es el clima, pero yo creo que lo más difícil es el sentido de no pertenencia. Sin duda alguna me he adaptado muy bien a la ciudad, a las costumbres y a todo el porvenir del día promedio de la vida acá, pero al final de todo sigues siendo un extranjero, en mi caso estudiante, un residente temporal.

¿El idioma ha sido un problema? ¿Ha sido determinante para que te vaya bien o mal? 

Yo tuve la ventaja de dominar el inglés cuando me vine, por lo que ya por lo menos iba un paso más adelante, y se me hizo un poco más fácil el desenvolverme acá.

Lee la entrevista completa a Yetza acá

María Alejandra voló miles de kilómetros hasta Australia

 

¿Alguien te esperó afuera o llegaste sin conocer algo?

Llegué sin conocer nada, eso puede causar bastante miedo/incertidumbre/ansiedad pero traté de hacer la mayor “research” posible antes de venirme y ya tenía planeada prácticamente las primeras semanas y todo lo que tenía que hacer. No fue tan traumático, aparte de que el país está muy organizado en materia de instituciones, transporte público, vías etc. y contando con Google Maps e internet, en general resuelves fácil.

¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Curiosa pregunta: ambas en diferentes magnitudes. Venezuela a todos los que nos hemos ido de una forma u otra nos sacó por todos los problemas que sabemos, pero realmente siento que YO concluí que ya Venezuela no tenía cabida en mi vida, no era lo que yo quería ni era a donde pertenecía.

¿Volverías en la actual situación o esperarías un cambio?

Yo no estoy planeando volver en lo absoluto (…) mi futuro no lo veo allá porque en verdad no lo quiero allá. En ese sentido siempre he sabido que soy una excepción porque la mayoría salió obligada, quiere volver y es lo lógico, es donde te “sientes en casa” pero en mi caso yo no me sentía en casa.

En cuestión de empleo, ¿te funciona lo que ganas o lo que haces? ¿Crees que pudiste haber aprovechado mejor tu talento fuera o dentro de Venezuela?

Trabajo en mi área (lo cual me hace sentirme afortunada) y estoy tranquila. En Venezuela no iba a surgir como yo quería. Fuera de allá tanto en Australia como en otros países creo que hay muchísimas más oportunidades para mí y en todos los niveles de aspiraciones que pudiese plantearme.

¿Extrañas algo de Venezuela? De ser así, indica qué y cómo haces para que no te afecte.

(Apartando mi familia), el béisbol, pero no puedes hacer mucho, te acostumbras y ya. Yo no me atormento mucho por lo que ya no tengo, prefiero disfrutar y concentrarme en las cosas nuevas. Extrañaba la Frescolita pero ya Polar montó una planta en Miami que anda exportando y he tomado aquí.

¿Vivir afuera te ha hecho madurar más de lo que pudiste haberlo hecho en otro país o en Venezuela?

Maduré en todos los aspectos que le toca a uno madurar cuando sales de casa de tus padres. Tener mi propio apartamento con responsabilidades, cuentas, tener que limpiar, lavar, cocinar, planchar, etc., trabajar y ser “grande”.

Particularmente Australia siento que me hizo madurar en el hecho de que soy más cordial. Este país a diferencia de otros que he visitado me demostró que puedes ser simpático y amigable pero sin dejar de ser organizado y correcto.

¿El sitio donde estás es recomendable para tus familiares, conocidos y allegados?

Completamente, es como vivir en otro planeta.

¿El idioma ha sido un problema? ¿Ha sido determinante para que te vaya bien o mal? 

En mi caso no ha sido problema porque me vine con un buen nivel de inglés, pero es imperativo venirse así o estar dispuesto a aprenderlo bien, bien rápido.

Para leer la completísima entrevista a María, haz click aquí.

Deniris en Colombia

 

¿Por qué decidiste irte?

Porque no soportaba seguir perdiendo mí tiempo. Siempre esperaba que ocurriera algo genial que cambiara mis oportunidades, pero lo único que pasaba, era el tiempo.

¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

Me debato. A veces creo que hice mal en abandonar la lucha, pero recuerdo que la vida es una sola y se me pasa. Me daba terror esperar algo que nunca iba a suceder y mis metas personales son más fuertes.

Desde afuera, ¿cómo se ve Venezuela? Desde un aspecto político, económico y social.

TERRIBLE. Como una sociedad totalmente atrasada, y eso me hace sentir mal. Cada vez que voy en taxi y me sienten el acento y me dicen “que pena lo que pasa en ese país , ¿no?”, o cuando me preguntan cómo nos dejamos montar a un presidente tan ignorante. Es frustrante saber las posibilidades que tenemos y que cosas tan simples como comprar cosas básicas sea un tour que hacen los pocos que logran venirte a visitar. Políticamente nos ven como un chiste, realmente la gente se burla con cada noticia.

En cuestión de empleo, ¿te funciona lo que ganas o lo que haces? ¿Crees que pudiste haber aprovechado mejor tu talento fuera o dentro de Venezuela?

Si me funciona, pero, muchas veces he sentido (no sólo yo) que de cierta manera perjudican a los extranjeros por la evidente necesidad de trabajar. Sin embargo, y aunque no gano millones, con lo que devengo puedo comprar todo lo que necesito, ahorrar y planificar.

La entrevista completa a Deniris, aquí.

Fernanda, recién llegada a Chile

 

Desde afuera, ¿cómo se ve Venezuela? Desde un aspecto político, económico y social.

La gente desconoce mucho la situación o mejor dicho, no la entiende.

¿Volverías en la actual situación o esperarías un cambio?

No volvería y considerando que después de un cambio tomaría mucho tiempo recuperar lo dañado, no es un plan a corto plazo.

¿Cómo manejas el asunto familiar? Hablando de distancias y comunicación

La comunicación es casi diaria, la distancia es una incertidumbre considerando que con la situación aeronáutica es prácticamente incierto saber cuándo viene tu familia o cuando regreso yo de visita. Los costos para viajar también son absurdos.

En cuestión de empleo, ¿te funciona lo que ganas o lo que haces? ¿Crees que pudiste haber aprovechado mejor tu talento fuera o dentro de Venezuela?

En Venezuela llegué al máximo de mi carrera, de hecho, podría estar ganando mucho dinero de estar en Venezuela. Aquí también cuento con un buen trabajo y posibilidad de crecimiento en el área. Luego de decir ambas cosas, de estar en Venezuela, sigue existiendo una innumerable cantidad de cosas que el dinero no puede comprar.

Lee la entrevista completa a Fernanda aquí

Jesús, de Barquisimeto a Trento (Italia) 

¿Cuánto tiempo llevas fuera?

3 años y 4 meses, la misma cantidad de tiempo que tengo sin ir a Venezuela.

 ¿Alguien te esperó afuera o llegaste sin conocer algo?

Solo contra el mundo, digno y regio. Siempre bendecido.

 ¿Sientes que Venezuela te sacó, o tú sacaste a Venezuela?

En mi último mes en Venezuela tuve 2 pistolas apuntándome a la cara, si bien ya la decisión estaba tomada, eso aceleró un poco las cosas.

Desde afuera, ¿cómo se ve Venezuela? Desde un aspecto político, económico y social.

Un país muy desigual, donde hay mucha inseguridad. Gasolina barata, ridículamente barata, mujeres con culos increíbles y mucha gente simpática de sangre caliente que sabe bailar.

De estudiar, háblanos de ello. Calidad, costos, exigencia. ¿Usas divisas del Estado venezolano?

Pues por mi carrera y el tipo de universidad que hago (universidad internacional) la calidad es muy muy alta, y la exigencia ni se diga. Respecto a los costos son bastante elevados pero tuve la suerte de vivir en una provincia con mucho dinero donde el Gobierno te paga los estudios siempre y cuando pases todos los exámenes.

Y por último no, no uso las divisas del Estado. Cadivi nunca me aprobó algo.

¿Extrañas algo de Venezuela? De ser así, indica qué y cómo haces para que no te afecte.

Obviamente la familia, algunos amigos y -aunque no lo creas- una de las cosas que más me hace falta es el sentido del humor venezolano, o sea, por hacerte un ejemplo los juegos/bromas pesadas a las que nosotros estamos acostumbrados.

¿Vivir afuera te ha hecho madurar más de lo pudiste haberlo hecho en otro país o en Venezuela?

Absolutamente, el hecho de saber que lo que hagas es peo tuyo y no habrá nadie que dará la cara por ti y aun así no meterte en problemas es una forma de acelerar la madurez. Y bueno todo lo que conlleva tener que vivir solo, pagar facturas, lavar, cocinar esos simples detalles te hacen cambiar.

Para ver completa la venezolanísima entrevista a Jesus, click aquí 

Sin duda estas 10 entrevistas transformadas en historia (o como cada quien lo quiera interpretar), te hacen ver un poco más allá de lo que ya conocíamos del proceso de migración desde Venezuela, donde el factor común es la casi forzada ida a buscar cosas mejores, el disfrute de una calidad de vida, los problemas para estudiar con “ayuda” del Estado, el proceso de adaptación social, y la forma en que se cambia la visión de mundo.

Como dije antes, al venezolano le hace falta viajar y no necesariamente para quedarse, sino para ver más allá de lo que Internet muestra o para que se les quite esa plastilina mental de que acá todo está bien.

En lo personal, también busco contar una historia de este tipo, más que todo por cuestiones de superación personal, aprendizaje, cultura y retos. Y admito que admiro a estas 10 personas porque separarse de lo que te da la parte inicial de tu vida no es fácil, mucho menos si llegas solo sin conocer algo. Aplausos de pie.

Conozco mucha gente que se fue y les va bien, igual otros que se fueron y regresaron, los que se fueron y se desvincularon; otros que ni agradecieron lo que aprendieron. En fin…

3

Gráfico de venezolanos en el exterior al año 2010, para el año 2014 estas cifras deberían ser el doble

A través de este post quiero mostrar ese lado que por lo general no se exhibe demasiado en las redes sociales; compartir de una pequeña forma el proceso del joven venezolano que se va con un motivo, una historia, unas ganas y un reto. Estoy seguro que ellos siguen siendo más venezolanos que una arepa de queso amarillo y carne mechada, y mejor que eso, son ciudadanos del mundo.

Adjunto este dato, Guía para trabajar en Noruega.

Un video extra de unos amigos, “Venezolanos en el exterior”

Gracias a estas 10 increíbles personas por la colaboración prestada.

@Evansth_

Anuncios

8 comentarios en “Los que se fueron al exterior: 10 vidas, 10 países

  1. Me leí completo este artículo y me ha gustado mucho, porque cuenta sinceramente como les ha ido a ellos en el exterior. Me interesaría mucho saber si conoces a algunos que se hayan ido sin una carrera a meramente estudiar y sin el apoyo de nadie, puesto que ese sería mi caso. Quiero saber sobre esas experiencias, para decidirme bien. Además, así poder ver que países son buenos para irse, porque no quiero salir de un sitio que está mal a otro que también lo esté. Muchas gracias y felicidades por el artículo 🙂

    Me gusta

    • Hola Lucy. Realmente mucha gente se ha ido en esa situación, sin embargo los que conozco se han ido en busca de estudio (lo que es lo ideal). Sin nadie que los espere afuera, pues es la mayoría. ¿Países recomendables? Depende de cada quien, aunque como podrás haber leído, España y Argentina no son las mejooooores opciones. Sin embargo, mientras puedas salir de aquí a echarle ganas,hazlo 🙂

      Me gusta

  2. Soy una aeromoza sin futuro en Venezuela que se vino a Italia sola muchos vvenezolanos q estan afuera me decian q era mejor q me quedara en Venezuela al menos tenia a mi familia mande al carajo las opiniones de Los demas meti mi Vida en una maleta busque empleo meti curriculum para una empresa italiana llegue trabajando con el miedo q la empresa fuera una cosa fantasma pero no fue asi tengo 5 meses donde lo unico q extraño son las rumbas en Venezuela y Como lei por ahi y me aconsejo una amiga queme las naves de regreso pq al hacerlo y cancelar la posibilidad de volver te abres al exito ya tengo novio cosa q en Venezuela Ni esa vaina encuentras ahi escacez hasta de hombres. Me siento Feliz y mi consejo es a quemar las naves y emprender el vuelo al exito

    Me gusta

  3. Excelente Lo leído! 😊, gracias por todo el esfuerzo plasmado. Es triste saber que a veces, hay decisiones que te llevan por un camino de no retorno y es que en mi caso, encontré el amor en USA con alguien con una cultura totalmente distinta (él es norte americano) ya tengo 3 años fuera y pase de todo, pero hoy puedo decir que estoy estable en cada aspecto de mi vida, aún así, queda ese huequito nostálgico con el que se aprende a vivir y que de vez en cuando te ataca sin piedad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s