Sobre la inspiración, no seas un robot

¿Cuántas veces no se nos ha pasado por la mente mandar todo a la mierda y lanzar una computadora por la ventana? A mí me pasa, pero como siempre, hay que tomar el control y pensar en canciones de Tool o comer hamburguesas y engordar hasta que se nos olvide. Tener el control sobre nuestras acciones es tan fácil y tan difícil, es por eso que hoy escribo esto y que espero no confundan con un simple texto de alguien que quiere contar algo, sino en un texto que identifique y ayude a tener el control.

Recuerdo que cuando comencé a estudiar Comunicación Social hace unos 6 años, no estaba convencido de lo que hacía, no sabía que hacía ahí en medio de tantas personas con ansias de salir frente a una cámara de TV. Finalmente eso lo entendí, me inspiré y aquí estoy pendiente de quién me lee, quién opina, quién necesita saber y buscando más motivos para estar inspirado -y con control- todos los días.

Cuando mi actual empleador me entrevistó para ejercer mi profesión, claramente le dije que una de mis metas es llegar a dirigir una empresa a corto-mediano plazo, manejar personal y estar al frente de -casi- todo. Obviamente eso me inspiró siempre, y pues aquí estoy en eso que buscaba. Lo que siempre evité fue “robotizarme”. Pienso que eso es un gran problema de nuestra generación, pues muchos trabajan a base de ambición (que en cierta cantidad no es mala), y se robotizan, automatizan su trabajo, no lo sienten, lo dejan escapar, no lo disfrutan pero igual siguen cobrando. Y eso no está mal porque es problema de cada quien, solo que una serie de personas así pueden fastidiar a una multitud sin darnos cuenta.

Este no es un post para ironizar sobre nuestros problemas, criticarlos o recomendar cómo hacer un buen CV. Este es un post que te dé ese empujón final que todos necesitamos para estar inspirados. Inspiración para trabajar, para sentir, para comunicar.

Es trillado, pero siempre me ha gustado esa frase que dice más o menos así, que el trabajo no es trabajo cuando disfrutas haciéndolo. Esa es la idea, no hagas que tu trabajo te dé trabajo.

Inspírate, no te robotices, deja que lo mejor sabes hacer se apodere de ti y hazlo.

Amo hacer listas, por eso hice una de cosas que me inspiran:

El reflejo en las ventanas oscuras

Los cielos oscuros

El silencio

La música ruidosa

Las buenas películas

Las empanadas

El olor de la tocineta friéndose

La risa de mis abuelos

El olor de arepas por las mañanas

Llenarme de conocimiento (y llenar el CV también)

Escuchar Tool, Apocalyptica y Dimmu Borgir

Y varias cosas más que justo ahora no recuerdo.

En fin… inspirarse no es muy difícil. Fíjense que escribí esto en el wordpad de mi tableta mientras esperaba que estuviese listo mi almuerzo.

Lo que quiero hacer entender, es que inspirarse es fácil y utilizar la inspiración lo es mucho más. Solo hace falta un poco de imaginación, sacarte el chip del empleado robotizado, del humano deshumanizado y de la persona que se juzga a si misma por lo que dicen los demás.

Yo me inspiré un poquito con este blog y quizás no sirva de nada, pero no importa. Además, siento que escribí de forma muy pavosa like a Psicomorir, pero bueno 😦

¿Y tú en qué te inspiras?

@Evansth_ 

PD: La imagen del post no tiene nada que ver con el texto, pero algo tenia que colocar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s